<strong><em>Padres ACTivos</em></strong>
 Edición de septiembre de 2011

¿Están los estudiantes hispanos preparados para la universidad y el mundo laboral?

Encuentre la contestación a esta importante pregunta en esta edición de Padres ACTivos, basada en el informe anual de ACT de preparación para la universidad y el mundo laboral (ACT 2011 College and Career Readiness Report).

A mediados de julio de 2011 el Presidente Obama dijo a los medios que si fallamos en educar a los estudiantes hispanos, EEUU se quedará atrás.

El informe de ACT sirve de guía para tener una idea de cómo ayudar a los estudiantes hispanos a prepararse debidamente para la universidad y evitar que nuestro país se quede atrás.

Y para que su hijo no se quede atrás, en Padres ACTivos le mostramos cuáles son algunos de los factores que los estudios realizados por ACT han demostrado ser más importantes para que su hijo logre el éxito en la secundaria, la universidad y el trabajo.

Primero, las buenas noticias

En el año escolar 2010-2011, cerca de 200,000 estudiantes hispanos graduados de secundaria, presentaron el examen ACT de admisión a la universidad. El informe de ACT indica que 11 % de los 200,661, (o sea, 22,072) logró o sobrepasó todos los indicadores mínimos de ACT de preparación para la universidad (ACT College Readiness Benchmarks).

Esto quiere decir que esos 22,072 estudiantes están listos para tomar cursos del primer año de la universidad en las materias de inglés, álgebra, ciencias sociales y biología. No solo eso sino que además, no tienen necesidad de tomar cursos para remediar las destrezas que no adquirieron en la secundaria.

Este es el segundo año que 11 % de los estudiantes hispanos demuestran estar preparados para la universidad. En los años 2007, 2008 y 2009, solo el 10 % de los estudiantes hispanos logró o sobrepasó dichos indicadores mínimos. Esta es una tendencia positiva que indica que cada año hay más estudiantes hispanos que aspiran y planifican cursar estudios universitarios.

La otra buena noticia es que en el año académico 2011, casi el 55 % (más de la mitad) de los estudiantes hispanos que presentaron el examen ACT (o sea, 121,363 estudiantes) logró o sobrepasó el indicador mínimo de ACT en por lo menos una de las cuatro materias que se examinan en el examen ACT.

Mejor aún, esos datos indican también que los estudiantes hispanos demostraron estar mejor preparados que hace cinco años para estudiar en la universidad en dos materias importantísimas: matemáticas y ciencias.

Finalmente, en el año académico 2011, hubo más estudiantes hispanos que presentaron el examen ACT de admisión a la universidad que nunca antes. Cerca de 200,000 estudiantes hispanos (o sea, 27 % más que en 2010), presentaron dicho examen. Esto significa que cada día, los estudiantes hispanos están más interesados en obtener un diploma de universidad y tomar las medidas necesarias para prepararse para lograr esa meta.

¿Qué son los indicadores mínimos de preparación para la universidad?

Usted se preguntará: ¿Pero qué son esos indicadores mínimos (o benchmarks) de preparación para la universidad? ¿Cómo se usan para saber si mi hijo está preparado para estudiar en la universidad y tener éxito?

Los indicadores mínimos de ACT lo que hacen es determinar la calificación o puntaje (score) mínima que su hijo debe lograr en cada una de las materias del examen ACT (redacción en inglés, matemáticas, ciencia y estudios sociales). En redacción en inglés, la calificación mínima es 18. Así que si en el examen ACT su hijo logró una calificación de 20 en esta materia, eso quiere decir que no solo logró la calificación minima de 18, sino que la sobrepasó por dos. En matemáticas, la calificación mínima es 22; en estudios sociales, 21; y en ciencia, 24.

¿Qué significan esas calificaciones?

Estas calificaciones indican que si el estudiante logra, por ejemplo, 18 ó más en la parte de redacción en inglés, tiene una probabilidad (75%) de lograr una calificación de C o superior (o 50% de probabilidad de lograr una B o superior) en un curso introductorio (básico) de redacción en inglés cuando estudie en la universidad. Digamos que su hija logró una calificación de 22 (sobrepasó la calificación mínima) en la parte de matemáticas en el examen ACT. Esa calificación le deja saber que si su hija decide estudiar en la universidad, cuando tome un curso de álgebra a nivel universitario, es probable (no una garantía) que logre por lo menos una C en ese curso, sin tener que tomar un curso correctivo, o lo que llaman en inglés, remedial (se pronuncia /ri-midial/).

Los resultados

Por ejemplo, el 30 % de los estudiantes hispanos que presentaron el ACT en 2011, logró o sobrepasó el indicador mínimo de ACT en matemáticas, (en comparación con el 27 % que lo logró en 2010 y el 26 % en 2007). Por otro lado, el 47 % logró el indicador mínimo de ACT en inglés (en comparación con el 46 % en 2010 y el 49 % en 2007). Treinta y cinco por ciento (35 %) de los estudiantes hizo lo propio en lectura (en comparación con el 34 % que lo logró en 2010 y en 2007). Y, finalmente, el 15 % logró o sobrepasó el indicador mínimo de ACT en ciencias, en comparación con el 14 % que lo logró en 2010 y el 13 % en 2007.

Todavía es necesario esforzarse MÁS

A pesar de que es alentador ver que más estudiantes hispanos demuestran que están listos para lograr el éxito académico, todavía hay que esforzarse más.
Los resultados del examen ACT todavía demuestran que un número alarmante de estudiantes se gradúan de la secundaria sin tener todas las destrezas académicas que necesitan para lograr el éxito posterior a la escuela secundaria. Más de 90,000 (45 %) de los estudiantes hispanos graduados de la escuela secundaria que presentaron el examen ACT en 2011 no logró ninguno de los cuatro indicadores mínimos de ACT que miden la preparación del estudiante para cursar estudios universitarios.

Hay demasiados estudiantes que están muy lejos de estar preparados para cursar estudios universitarios. Por eso es importante que todos trabajemos para asegurar que estos jóvenes se gradúen de la escuela secundaria con las destrezas que necesitan para lograr el éxito en la universidad y en el mundo laboral.

De seguro usted se preguntará ¿Pero qué tienen que ver las calificaciones que logre mi hijo en el examen ACT con el mundo laboral?

Sencillo. Los estudios de ACT demuestran que los empleos de mayor crecimiento requieren las mismas destrezas que se necesitan para cursar estudios en la universidad.

¿Entonces, qué deben hacer usted y sus hijos para que estos no se queden atrás?

Como hemos dicho en repetidas ocasiones en Padres ACTivos, ACT enfatiza que los estudiantes comiencen tan temprano como desde 8vo grado a planificar sus cursos de secundaria, y por ende, se preparen adecuadamente para estudiar en la universidad y lograr una carrera profesional. Y también es importante que tanto usted como su hijo o hija, tengan conocimiento de los cursos que sus hijos deben tomar en la secundaria.

Además de la preparación académica, ACT sugiere dos elementos clave para lograr que su hijo no se quede atrás en la escuela:

  1. Comportamiento académico: Es importante que los estudiantes tengan el comportamiento y las actitudes correctas hacia la educación para aumentar las posibilidades de éxito. Por ejemplo: asistir a clase todos los días (ausentarse pone en riesgo el éxito), hacer todas las asignaciones y participar en clase, entre otros. La combinación de la preparación académica y el comportamiento y actitudes adecuadas puede predecir mucho mejor si su hijo va a lograr el éxito que la preparación académica por sí sola.

  2. Planificar la educación y la carrera profesional: Los estudiantes deben planificar su educación y seguir una trayectoria pensando en el futuro, o sea, en su carrera profesional. Los estudios de ACT demuestran que los estudiantes que toman los cursos que implican un reto tienen mayores probabilidades de estar debidamente preparados para estudiar en la universidad y lograr una carrera profesional que aquellos que no lo hacen.

¡No olvide escribirnos a nuestro correo electrónico, ACTenEspanol@act.org, para cualquier pregunta que usted tenga acerca de cómo ayudar a su hijo a lograr el éxito académico y profesional.

Encuentre más información, en español, acerca de cómo ayudar a su hijo a lograr sus metas educativas y profesionales en los siguientes enlaces: www.eselmomento.com; educación-gobierno-en español, y http://www.chci.org/ed.

*  Próximas fechas del examen ACT para el año escolar 2011-2012

Fecha del examen
* ¡Tome nota del próximo examen!
Fecha de inscripción Fecha de la inscripción tardía
22 de octubre de 2011 16 de sept. de 2011 Del 17 al 30 de sept. de 2011
10 de diciembre de 2011 4 de nov. de 2011 Del 5 al 18 de nov. de 2011
11 de febrero de 2012 13 de enero de 2012 Del 14 al 20 de enero de 2012
14 de abril de 2012 9 de marzo de 2012 Del 10 al 23 de marzo de 2012
9 de junio de 2012 4 de mayo de 2012 Del 5 al 18 de mayo de 2012

Los estudiantes pueden inscribirse en matricúlate en línea (el documento está en inglés) o recoger los paquetes de inscripción en la oficina del consejero de su escuela secundaria. El costo del examen tradicional de ACT es de $34. Cuando se combina con el examen opcional de redacción, ACT Plus Writing, el costo total es de $49.50. Los estudiantes que califiquen pueden solicitar una exención del costo de inscripción en la oficina de los consejeros académicos de la escuela.

Si piensa que otros padres se pueden beneficiar de Padres ACTivos, anímelos a suscribirse para recibirlo todos los meses directamente en su correo electrónico. También puede imprimir Padres ACTivos y compartirlo con otros padres hispanohablantes que no tienen acceso a una computadora o al Internet. Gracias.

También consulte:

Información de ACT para los padres
El examen de ACT (el documento está en inglés)
El examen PLAN (el documento está en inglés)
El examen EXPLORE (el documento está en inglés)
Asistencia financiera (el documento está en inglés)
Búsqueda de universidades o de colegios de la comunidad (el documento está en inglés)
Carreras profesionales (el documento está en inglés)

ACT    © 2011 por ACT, Inc. Términos de uso y política de privacidad

500 ACT Drive, Iowa City, IA 52243